MÁQUINAS DE KEBAB

¿Tienes un establecimiento y tienes pensado vender kebab? Aquí tenemos tu solución, maquinas mas baratas o mas caras depende de lo que quieras ofrecer pero siempre con algo en común, conseguir que puedas tratar tu propia carne de kebab.

¿Máquinas de shawarma?

Llámalo como quieras kebab y shawarma son sinónimos y nuestras maquinas o van a cambiar su funcionalidad dependiendo del nombre.

Las máquinas de kebab han incrementado en los últimos años y son un nuevo instrumento para tu negocio de hostelería.

Las máquinas de kebab se han multiplicado muy rápido tanto como los establecimientos especializados en este tipo de comida. La mayoría de los platos se hacen a base de cordero, pollo o ternera y están acompañados de ensalada y de algunas de las salsas especiales que nos transportan a marruecos al llevárnoslas a la boca.

Además, suelen ser servidos con un pan de tipo pita.

¿De donde nació el kebab?

Aunque en nuestro país estamos acostumbrados a hablar de kebab refiriéndonos a los platos que se sirven en este tipo de establecimientos (doner kebab), lo cierto es que en su origen era una comida tradicional de los reyes persas y que el resto del pueblo iraní sólo podía tomaba una vez al año.

En Turquía y aquellos países de influencia otomana el término kebab hace referencia a la comida que se toma en pinchos de madera (como en España serían los pinchos morunos), pero desde que ha traspasado fronteras, el mundo de la comida rápida se ha adueñado del término y se entiende por kebab cualquier plato de los que se sirven en este tipo de restaurantes: durum, doner …

Es sencillo como funciona una máquina de kebab: Una vez comprada la pieza de carne que quieras asar (hace falta una máquina para cada rollo de carne), se coloca en la máquina y comenzará a dar vueltas alrededor del asador, que la irá cocinando a la temperatura ideal para que tú la cortes en tiras y la sirvas al estilo que te pidan los clientes.

Fácil, sencillo y económico.